4000€
Gratis Bono de Bienvenida

Bono Primer Depósito de 100% hasta 200€

0 4:52:04
 

Sistema de apuestas Martingala

Por qué es necesario un sistema de apuestas.

Cuando se juega a la Ruleta no debemos dejar todo al azar, porque si no lo más probable es que perdamos todo nuestro dinero muy rápidamente. Es importante utilizar sistemas y estrategias que nos ayuden en el juego.

Es importante utilizar sistemas y estrategias que nos ayuden en el juego”

Conocer la diferencia entre una estrategia y un sistema nos permitirá aplicar ambos en nuestro propio beneficio.

  • Una Estrategia es una guía personal de apuestas. Estos son algunos ejemplos de lo que podría contener nuestra estrategia:

    1. Establecer de antemano límites a las pérdidas y ganancias y no dejarse llevar por el “calentón” del momento por ganancias o pérdidas abultadas.
    2. Contar con una cantidad suficiente de dinero (fichas) para poder llevar a cabo nuestro sistema y no tener que abandonar el juego en el momento más inoportuno.
    3. Tener el material necesario para llevar un registro de las jugadas (papel y boli, etc.)
  • Un Sistema de apuestas es una regla constante con la que vamos a apostar. Uno de los sistemas de apuestas más famoso es la Martingala.

Orígenes de la Martingala

En 1654, y a petición de un aficionado al juego, los matemáticos Pascal y Fermat iniciaron un intercambio de cartas para encontrar un sistema de ganar los juegos de doble o nada. Por primera vez se plantean el juego pensando en la probabilidad de que algo ocurra, y no en los puntos obtenidos en el juego. Partiendo del resultado final analizan todas las probabilidades del juego y las progresiones necesarias para llegar al resultado deseado.

Por primera vez se plantean el juego pensando en la probabilidad de que algo ocurra, y no desde los puntos obtenidos en el juego.

Sus planteamientos son el origen de la Martingala. Posteriormente el matemático Paul Pierre Lévi introdujo más claramente el concepto de Martingala.

Cómo funciona el sistema de la Martingala

El sistema de la martingala se basa en aumentar las probabilidades de obtener pequeñas ganancias aumentando a su vez el riesgo de perder cantidades mayores de dinero. Se trata de un sistema de progresión geométrica en el que cada vez que se pierde se dobla la apuesta. Cuando se gana se recuperan todas las pérdidas más una cantidad equivalente a la apuesta inicial.

Se trata de un sistema de progresión geométrica, en la que cada vez que se pierde se dobla la apuesta.

Se utiliza en las suertes sencillas de doble o nada (rojo-negro, par-impar, etc.). Veamos un ejemplo de un ciclo de 5 apuestas a rojo-negro:

  1. Apostamos 1€ a negro. Si ganamos, repetimos el mismo paso. Si perdemos, vamos al paso 2.
  2. Apostamos 2€ a negro (el doble de la anterior). Si ganamos, volvemos al paso 1. Si perdemos, vamos al paso 3.
  3. Apostamos 4€ a negro (el doble del paso 2). De nuevo, si ganamos volvemos a empezar, y si perdemos, seguimos al paso 4.
  4. Apostamos 8€ a negro (el doble del paso 2). Igual que en el paso anterior, si ganamos volvemos a empezar, y si perdemos, seguimos al paso 5.
  5. Doblamos de nuevo la apuesta: 16€. Tanto si se gana como si se pierde, se vuelve al paso 1.

Si ganáramos en el último paso, las ganancias ascenderían a 16€, mientras que las pérdidas sumarían 1+2+4+8 = 15€. Habremos ganado 1€, el equivalente a la apuesta inicial.

Teniendo en cuenta el número 0 correspondiente a la Banca, en 32 ciclos de 5 pasos, las posibilidades de perder son del 4,04%. Pero nunca hay que olvidar que las rachas, tanto buenas como malas, existen y, aunque improbable, el rojo puede salir diez veces seguidas, para bien o para mal.

Variantes de la Martingala

Existen variantes de la Martingala adecuadas para casi todo tipo de jugador, tanto para aquellos que quieren aumentar las ganancias más rápidamente, como para los que prefieren un método menos arriesgado aunque esto signifique un juego más lento y menores ganancias:

  • La Martingalita, Martingala americana o Sistema de Labouchere. Todos ellos, con pequeñas variaciones, son sistemas de progresión lineal (aritmética en lugar de geométrica), en los que tanto pérdidas como ganancias se producen más lentamente. Consiste básicamente en aumentar la apuesta en una unidad cuando se pierde.
  • Gran Martingala. Sólo apta para los más arriesgados. Cada vez que se pierde se dobla la última apuesta y se agrega una unidad más. Hay que tener en cuenta que un aumento mínimo de las cantidades en las progresiones geométricas da lugar muy rápidamente a resultados muy abultados.
  • Martingala prolongada para apuestas internas. Funciona igual que la martingala normal (hay que aumentar la apuesta si se pierde), pero centrada en las apuestas internas (pleno, terna, sexteto, etc).